Las plumas estilográficas, a veces llamadas simplemente plumas, son herramientas de escritura que tienen una punta que consiste en un tubo de metal con un cable dentro que permite regular el flujo de la tinta.

¿Por qué comprar plumas estilográficas?

Las plumas tienden a ser vistas estos días como piezas de coleccionismo, pero nada más lejos de la realidad. Las plumas estilográficas son instrumentos que siguen muy vivos y que nos ofrecen muchas características que los bolígrafos comunes no nos ofrecen. Éstas nos ofrecen un trazo único, que ningún bolígrafo ha conseguido imitar hasta la fecha, lo que las convierte en útiles perfectos para ser usados en caligrafía. En cuanto a su trazo, éste se siente muy suave comparado con los bolígrafos. Apenas hay que apretar en el papel para conseguir un trazo nítido. Además de lo que nos aportan a nivel “técnico”, aquellos que valoran la estética y a los que les guste la apariencia clásica en las herramientas de escritura, no encontrarán mejor opción para escribir que una pluma.

Algo de historia de las plumas estilográficas

Aunque las plumas son útiles muy antiguos, inventados en el siglo XIX, los modelos más modernos apenas han cambiado desde entonces en cuanto a las mecánicas que utilizan. El inventor fue Duncan MacKinnon, un farmacéutico canadiense, quien la patentó en 1875. La aceptación de las pluma estilográfica durante la década de 1880 fue muy rápida, y se convirtió en la principal herramienta de escritura utilizada por la población hasta la llegada del bolígrafo de bola (ballpoint) en 1888. Si tuvieramos que destacar una marca de la época, sería Inkograph, la cual se convirtió en una de las marcas más vendidas en Estados Unidos durante las últimas décadas del siglo XIX.

Sobre nosotros

BoligrafosSite es un sitio web dedicado exclusivamente a los materiales de escritura. Proporcionamos el acceso a una amplia colección de útiles como bolígrafos, plumas estilográficas, rotuladores, sacapuntas,...